En Costa Rica se aprobó recientemente la Ley contra el acoso sexual callejero. Esta ley pretende luchar contra la violencia que sufren, en mayor proporción, las mujeres al transitar por espacios públicos.

En la aplicación de esta normativa la función policial tiene un papel de gran significancia, ya que será el primer contacto en los casos de denuncia por este delito, por esto es indispensable que el cuerpo policial cuente con formación en Derechos Humanos y Perspectiva De Género para que cumpla su función de protección ciudadana de la mejor manera.